Tres puntos en común de las personas que llegan más lejos

Tres puntos en común de las personas que llegan más lejos

15 diciembre 2014,   By ,   0 Comments

¿Te has fijado alguna vez en las personas de tu alrededor que es lo que hacen para llegar a donde han llegado, o piensas que simplemente es suerte y casualidad de la vida? Yo sí, me he fijado y pienso que aquellas que han logrado una carrera exitosa, que han logrado consumar algunas de sus ambiciones tienen algunos puntos en común, la mayoría de ellos poco destacables a los que desarrollan el resto de los mortales.

El tiempo libre

El general el tiempo libre se emplea en hábitos familiares, de ocio y diversión, aquellas personas que han destacado no suelen ser adictos a la televisión y a veces incluso a las relaciones familiares. Invierten su tiempo en perfeccionar alguna habilidad, o aprender alguna nueva.

Eres tú el que decide en qué quieres invertir tu tiempo libre, y puedes dedicarlo a ver la televisión, leer libros o escuchar música, pero siempre tienes que extraer lo más enriquecedor de cada acción que realizas. Hay personas que dedican su tiempo a escuchar sus podcast favoritos o a investigar sobre algún tema de interés en su Smartphone mientras espera para entrar en una reunión o en el metro de camino al trabajo.

La variedad

La diversidad nos enriquece en la vida y tenemos en Internet un torrente en permanente actividad que expulsa mucha información por segundo. Sin embargo, la gran cantidad de información que circula por la red no se traduce necesariamente en variedad, en internet también hay jerarquías y hay que saber distinguirlas y dar con “quality content” ya que muchos textos son reproducidos varias veces en la red y se escriben sobre temas ya abordados por la competencia.

Personalmente pienso que los que llegan más lejos no se conforman con primeras opciones, indagan, investigan, rompen sus zonas de confort… diversifican.

El futuro

El futuro no existe, ni existirá jamás, solo es una percepción de nuestro presente, hay personas que creen en el futuro, y se puede creer en alguna religión si eres devoto de la misma, pero no en lo que te pasará mañana.

Así es como piensa gente que realmente ha llegado muy lejos, trabajan en cómo será su vida en los próximos años y como Ulises se amarran a su nave y no sucumben al canto de las sirenas que incesantemente hace naufragar a los demás.

Aquellos que piensan en el futuro ya están ávidos de disponer de Internet en 3D, que la televisión en línea llegue a mucha más gente que todavía huye de los ordenadores, piensan que Internet se convertirá en un artículo de primera necesidad, con identificación a través de la huella dactilar o del iris…

Predican que las redes sociales del futuro no serán para personas, serán para las máquinas. “Mi nevera tendrá un agente software que se comunicará con el agente de mi supermercado para decirle que me faltan leche y huevos”.

Definitivamente, los que llegan más lejos… aman lo que hacen y son felices con ello, sin embargo saben que si la felicidad fuera un período permanente no tendría sentido perseguirla.

Esto es solo una reflexión de las pequeñas diferencias que he llegado a ver en algunas personas… que han llegado más lejos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies